¡Llévelo, llévelo! Para el niño… para la niña

¡No! Silencio completo, tranquilidad evidente en el transporte público. Es posible leer, estudiar, escuchar música a un volumen razonable, etc. Es tan extraño para mí porque estoy familiarizada con el ruido incesante del Distrito Federal, con los vendedores de cosas inútiles, los altavoces, los 50 éxitos de Juan Gabriel y de los que no recuerdes. No hay personas torturándose en el suelo para ganar unos pocos pesos ni tampoco pidiendo para un “taquito”. Lamentablemente, extrañaré en demasía el orden y tranquilidad que se respira en Budapest.

Déli pályaudvar

Déli pályaudvar – Source: Google images

Komárom

Relax while traveling to Komárom.

Metro

Metro – Source: Google images

Train station

Train station – Source: Google images

¿Y la hora pico?

Insurgentes, Polanco y Santa Fe a las 08:00 y a las 18:00 no se comparan en absoluto con Deák Ferenc tér square principal e inicio de una de las avenidas más importantes en Budapest– o Nyugati palyaudvar –un ejemplo de estación de metro, tren, autobús, taxi y tranvía, así como entrada al centro comercial más grande en Budapest: West End–. La conglomeración se limita a un ciento de personas que se dirigen por un mismo camino.

Si me preguntas sobre WestEnd City Center… De lo mas “chic”. No, en realidad no. Me parecería erróneo si deseamos tener los malls europeos.

WestEnd City Center

WestEnd City Center – Source: Google images

WestEnd City Center

WestEnd City Center – Source: Google images

WestEnd City Center

WestEnd City Center – Source: Google images

Entre negro y mini faldas

Algo que no logro entender es la moda húngara. No podría generalizar diciendo que en toda Europa la vestimenta es similar ya que me percaté de que el sentido de moda es distinto y complejo en las distintas ciudades que visité. Está totalmente relacionado con la idiosincrasia, el comportamiento y los artefactos culturales. Como mujer, algo que me tenía preocupada era el clima. ¿Qué botas usar para la nieve?, ¿chamarra o abrigo?, en fin… podría enumerar las dificultades en mi vestimenta. Pero qué cosa tan fútil. Es ropa no otro mundo. Debo aceptar que admiro a las mujeres ya que a pesar de estar a -9ºC siempre se ven impecables. Y, aún no logro comprender cómo pueden sobrevivir al frío utilizando mini faldas, un suéter y un abrigo –casi siempre negro–. Yo morí en el intento. Debo recalcar algo. La gama de colores que utilizan hombres y mujeres en su vestimenta son cuatro: negro, gris, beige y café. No hay colores. Sal y mira las calles en la Ciudad de México. Colores, extravagancias, estilos. Acá son uniformes y simples. Los modistas húngaros diseñan con base en este principio y las colecciones que promueven se rigen bajo los gustos de su mercado. Si quieres que te volteen a ver, utiliza muchos colores; probablemente destacarás con facilidad.

Colorful me

Colorful me

¿Qué? Que pálinka para curarte del estómago…

¡Sí! Mi host family me daba pálinka todo el tiempo. Es bueno para la tos y limpia la garganta de cualquier bacteria; es perfecto para las infecciones de estómago. Y… ¿qué es pálinka? El pálinka es para los húngaros como el tequila para los mexicanos o el vodka para los rusos. El pálinka lo es todo. Probé muchísimos tipos: con miel, sin miel, caseros, muy procesados, de durazno, manzana, fresa, en fin. ¿La verdad? Lo amé. Me encantó desde el primer shot que tomé. Es poco menos fuerte que el tequila pero un poco más que el vodka. Es dulce cuando se toma con miel, es fortísimo sin ella. En conclusión, pálinka es un aguardiente de fruta o brandy frutal; como lo quieras ver.

Un licor típico de Hungría es el Unicum. En realidad es muy parecido al Jägermeister que se produce en Alemania. Bien, el Unicum se puede tomar como aperitivo o digestivo. Me di a la tarea de conocer de todo. Cada que visitaba a la familia de mi host me ofrecían pálinka, ya que es un gesto de amabilidad, me veía forzada a aceptar. ¡Ay ajá! En conclusión, es el gran remedio para cualquier enfermedad.

***Nota al pie: un niño sufría de una infección intestinal. La razón más ‘sobria’, ‘natural’ y barata para evitar contagiarnos y limpiar nuestros intestinos, era ingerir –como primer bebida/alimento– 4 onzas de pálinka de manzana muy casero. Resultaba ser una bebida con un grado de 51% G.L.***
Pálinkás jó reggelt! – ¡Buenos días con pálinka!

Unicum

Unicum – Source: Google images

Fütyülős Mézes Barack

Fütyülős Mézes Barack – Apricot pálinka – Source: Google images

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s