La tercera fue la vencida…

He estado pensando en este post desde que me enteré que entraría al territorio de Putin. Todos los días envolvía un sentimiento distinto y ahora terminó siendo un texto sencillo.

Una de las primeras palabras que aprendí en alemán fue Aufzug; der Aufzug (ascensor). Desde que tengo recuerdos, siempre he tenido un interés especial por los idiomas, específicamente por el alemán. De ahí, nació la idea de querer experimentar de manera directa la cultura, el idioma, la vida. Estuvo ahí como meta. Conocía a alguien y antes de decir mi nombre mencionaba mi sueño. ¿Aburrido? Sí. ¿Fastidioso? También. Llegó el momento en que ese sueño dejo de ser la meta de mi vida y así lo dejé de hacer deseo. Justo cuando estás en busca de otra cosa, la vida te da una cachetada diciendo: “¡hey! ¿Te acuerdas? Pues ahí te va.”

Antes idealizaba cómo sería el momento de anunciar al mundo, a mi familia y a mis amigos. Probablemente llegué a practicar los diálogos y casi monólogos. He pasado por unas semanas complicadas, estresantes, emocionantes y llenas de vaivenes. Ellen dejó de mostrar sus experiencias que disfrutaba en el mapa. Vivía entre apostillas, legalizaciones, burocracia y sentimientos. Desde mi esfera infantil pensé que todo sería como llenar una solicitud, enviar copias, comprar boleto y hacer maleta. ¡No, no y no!

Si bien no deberían ser procesos tan complicados los kremlins lo hacen así. Quizás es la pizca de pimienta. En realidad, no puedo creerlo aún. ¿Yo? ¿ahora? ¿qué es todo esto? Mientras despegaba el avión llegaron a mi millones de ideas; una tras otra y se fugaron. Crecer y salir de la zona de comfort no siempre resulta sencillo. Espero que el aquí y allá nutra a Ellen porque ahora sí está descubriendo el mapa.

A lo largo de todo, me di cuenta del significado básico de sentimientos tan sencillos. Y sí, la tercera fue la vencida. Tengo casi un mes tomando el vuelo pero lamentablemente la visa no estaba conmigo. “Relax, take it easy, diría Mika”. ¿Y pues, qué es todo esto? Voy a cumplir un sueño. Voy a vivir en otro país y no solo es cualquiera; Alemania y Rusia. Estudiaré, comeré, leeré, fotografiaré, conversaré, entenderé, aprenderé y viviré. Escribiré aquí todo lo que vaya sucediendo así que no olvides leer a Ellen en esta nueva aventura.

большо́е спаси́бо!

*No te acostumbres, no todos los posts serán tan reveladores.

5

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s