‘ire marchantita, se lo dejo bara

Mercado
m. Sitio público destinado permanentemente, o en días señalados, para vender, comprar o permutar bienes o servicios. (RAE, 2014)

El mercado es un concepto tradicional del hombre y me atrevería a decir que México lo ha acuñado como “suyo”. Desde épocas remotas, los individuos se han concentrado en lugares específicos para llevar a cabo transacciones: compra-venta de bienes (en algunos casos, servicios).

¡Quiero leer más!

En la ruta de mi Kopi Luwak

Solía ser una ferviente consumidora del té* –aún lo soy–, dados los principios activos benéficos para el cuerpo. Sin embargo, hace ya unos meses comencé la ingesta de cafeína.

*Pronto hablaré sobre mis miércoles de té.

Colombiano, mexicano y hasta turco, mis papilas gustativas se han dilatado con compuestos químicos. Puedo sospechar, ahora los antioxidantes, niacina, tiamina, potasio, magnesio, vitamina B5 y B2 han reducido el riesgo de que padezca enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer y Parkinson) y metabólicas (Diabetes Mellitus).

¡Quiero leer más!

En el 30 soy una Condesa

Estoy pensando seriamente en hacerme pasar como turca; quizás no sea necesario. Tengo la ligera impresión de que el malinchismo nos ha llevado a vivir con los ojos cerrados dentro de nuestra –hermosa– ciudad. Estamos sumidos en el vaivén del estrés donde las 24 horas se convierten en 3.

¿Qué no te gusta del Distrito Federal?

Estoy segura que tienes una lista enorme de defectos, sin embargo, ¿te has tomado el tiempo para admirar las mejoras/cambios y bellezas que tenemos dentro de él? Bien, no busco comenzar una acalorada discusión política, económica, ecológica o social. Hay millones de cosas que podemos mejorar, mientras tanto, he decidido convertirme en turista dentro de mi ciudad.

Wanna join?

¡Quiero leer más!